Compartir

El hecho de que una empresa entre al grupo de las 1.000 que más venden en el país, significa que está en la cumbre de las corporaciones con mayor solidez y participación en la economía nacional, pues para estar allí, los ingresos del año deben ser de mínimo $139.154 millones.

Al momento de analizar las empresas agroindustriales que entraron en el club de las 1.000 más grandes, exactamente 81 firmas lo lograron, grupo que sumó $31 billones en ingresos; 9% más de lo que se registró en 2017, por lo que se considera que fue un buen año, subiendo por arriba de la inflación.

En el top cinco de las corporaciones que lideran el grupo de las de mayores ingresos del agro, el primer puesto lo tiene Avidesa Mac Pollo (conocida con su marca principal Mac Pollo), pues lograron $1,1 billones en ventas (única firma del grupo que superó el límite del billón). La empresa viene de crecer casi 9% en ingresos frente a 2017 y así logró utilidades por $16.082 millones, 107% más que el año anterior.

 

 

 

En el segundo puesto aparece Incauca, compañía de alimentos que lideró entre el sector del azúcar por sus ventas que superaron los $900.000 millones, generando ganancias por $42.743 millones.

Al tercer puesto llegó Riopaila Castilla con ingresos por $862.332 billones; en la cuarta casilla está Racafé & CIA, uno de los compradores de café más importantes a nivel nacional, con una facturación de $805.045 millones; y CI Acepalma, con $785.593 millones en ingresos para el cierre de 2018.
Frente al año anterior, el centro de estudios de Revisión Agropecuaria (Reviagro), destacó que en 2018 teniendo en cuenta las empresas no solo agroindustriales, sino netamente agrícolas, (es decir en las que participan pequeños productores), “fueron más las compañías que aumentaron los ingresos frente a las que bajaron, en gran parte esto se explica por mejores dinámicas en la exportación”, dice el informe.

El investigador de estadística de Reviagro, Nelson Morales, señaló que “hay algo curioso, y es que la producción de insumos para granjas o fincas de altas dimensiones, y alimentos para animales, tenía a Venezuela como un país fuerte en el envío al extranjero de estos productos, pero la crisis ha tocado a ese sector, y algunos negocios los han venido cubriendo compañías de Colombia y Perú”.

Como dato curioso, en los registros de 2018, entraron al top de las 1.000 empresas, por lo menos cinco nuevas dedicadas a las exportación y comercialización de café. Lo anterior, si se tiene en cuenta que el primer semestre de 2019 ha estado con un dólar entre $3.200 y $3.350, lo que proyecta mejores resultados en los ingresos por ventas externas.

Incluso, gracias a esta tasa de cambio tan alta, el Gobierno no ha tenido que activar el subsidio a la carga de $30.000, pues el precio interno solo en mayo alcanzó a superar los $730.000 por carga.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *