Compartir

El mantenimiento es una disciplina integradora que garantiza la disponibilidad, funcionalidad y conservación del equipo, siempre que se aplique a un costo competitivo. Los costos generales del equipo están divididos en costos fijos y costos variables. Los costos fijos no varían en función de la variable independiente de horas o kilómetros y se mantienen constantes haya trabajo o no. En los costos fijos se ven involucrados la depreciación, seguros, obligaciones legales, arrendamiento y nómina. Los costos variables  o grupo de costos varían en relación a sus horas de trabajo  y dentro de estos, se encuentran inmersos los costos de suministros, lubricantes,  llantas, contratos de mantenimiento o de mano de obra, combustibles; todos ellos pueden ser relacionados  bajo la  relación costo vs horas o kilómetros de trabajo y costos vs toneladas de caña cosechadas si se trabaja por ejemplo en un Ingenio Azucarero.

El objetivo de  cualquier  asesoría que se haga para el área de mantenimiento  es construir una metodología  en la cual se pueda analizar y  monitorear estos costos desde el primer momento que el equipo o grupo de equipos empiezan  a laborar.  En varias empresas en cuyos gastos operativos estén inmersos gastos de mantenimiento no se cuentan con herramientas, que  permitan obtener criterios  válidos  al momento de reemplazar la maquinaria; en efecto, siempre que se da una decisión de dar de baja cualquier equipo, el departamento de mantenimiento no participa en estas decisiones debido a que  no posee argumentos de peso para involucrarse en tan importante decisión.

Más allá de los costos y gastos asociados a esta área, los indicadores técnicos juegan un papel importante dentro de la administración ya que permiten tomar decisiones gerenciales  con el propósito de retirar de los procesos de producción equipos que se convierten en activos altamente costosos e ineficientes en operación. Por el lado opuesto, si el reemplazo se realiza en un lapso corto, el costo de adquirir nuevos, se eleva.

La  metodología que yo realizó al momento en el que se me solicita una asesoría para cualquier empresa  se basa brevemente  en agrupar  todos los grupos de equipos de la compañía que representan el 100% de los costos y analizar su comportamiento. Este análisis permite realizar iniciativas de ahorros posteriores, vinculando a las diferentes áreas que intervienen en el proceso con el fin de minimizar los porcentajes de participación de costos que se encuentran por encima de lo presupuestado.  Como conclusión a los trabajos que he realizado puedo asegurar que los  costos  de un equipo independiente de su modelo o aplicación  aumentan con las horas o kilómetros acumulados. A su vez,  que  las ecuaciones de comportamiento de los costos respecto las horas de trabajo tienen un comportamiento que obedece a la ley polinómica de segundo orden; con un coeficiente de correlación múltiple   muy cercana a la unidad. Este método permite una proyección de costos acertada  de los equipos sin que se haya dado de baja. Finalmente es posible  observar en todos los casos que la disponibilidad de los equipos, independiente de su modelo o aplicación  disminuye con el aumento de  horas de trabajo.

No queda más que decir que una buena asesoría puede garantizar ahorros por encima del 7% del presupuesto  de mantenimiento establecido.

Ing. Yeyxon Galarraga Rivera

Yeyxong@gmail.com

@yeyxong

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *