Compartir

En medio de una crisis en las cadenas de suministro a nivel mundial que ha tenido efectos en Colombia, en septiembre del año pasado esta compañía empezó a presentarse al mercado como un nuevo jugador que promete ser definitivo en la industria de fertilizantes, que lideran compañías como Yara y Monómeros.

“Queremos atender el 45% del mercado”, dice con contundencia el cofundador y presidente de Nitrofert Andrés Piñero, un colombo-venezolano que antes fue consultor para compañías de la industria y en asuntos logísticos. “Nuestra principal disrupción es vincular lo digital y lo financiero con la economía real, repensando el concepto del sector vegetal, cambiando las dinámicas de producción y entregas de última milla”

Colombia no produce ninguno de los principales macronutrientes de cultivos como el nitrógeno, el fósforo o el potasio. Al final, los fertilizantes terminan aplicándose de manera simple, con mezcla o en complejo granulado, transando en total 2,2 millones de fertilizantes al año.

El punto de partida de Nitrofert es que cerró cinco contratos de exclusividad por 11 años con la estadounidense Nitron Group para importar los macronutrientes como producto terminado. “Tenemos una estructura fija dinámica, no tenemos costos de producción ni de mantenimiento de grandes plantas industriales. Me concentro en almacenamiento y la entrega de ultima milla. Eficiencias que nos han permitido penetrar en el mercado”, explica Piñero.

El presidente de Nitrofert sostiene que desde su concepción la empresa corre en la nube, con herramientas de agricultura de precisión y business intelligence lo que les permite operar en función de conocimiento del mercado.

“Identificamos qué se consume, dónde y cuándo, hacemos un plan de abastecimiento y aplicamos una lógica inversa al consumo de fertilizantes”, dice.

Piñero asegura que en vez de tener la intención de borrar a los competidores, cree que pueden ser proveedores de ellos, que a su vez tienen necesidades de abastecimiento de insumos. Con este modelo mixto dicen haber atendido el 23% del mercado en su primer trimestre de operaciones.

Además de vender fertilizantes simples, especializados, mezclas físicas y compuestos complejos, lo cual hacen bajo la marca Nitrosoil, quieren lograr a futuro un encadenamiento con clientes y productores para ayudarlos a llevar sus productos a Europa y Estados Unidos, resolviendo desafíos logísticos y de financiamiento.

“Ya tenemos un método comercial absolutamente digital para encadenar la venta con la comercialización”, anota Piñero.

Con un equipo de 150 personas directas y cerca de 500 indirectas, se han fondeado con líneas de capital de trabajo con la banca local y han instalado oficinas en Barranquilla, Bogotá, Santa Marta y Buenaventura. Este año aspiran a registrar una facturación que supere los $2 billones.

A la planta de Santa Marta, en donde ensacan los fertilizantes y se produce la mezcla física que representa el 33% del portafolio, se sumará pronto una inversión similar para una planta en Buenaventura, con la que completarían una capacidad para atender el 50% del mercado nacional.

“Queremos reducir las brechas en abastecimiento y comercialización utilizando digitalización y alianzas comerciales con los diferentes actores de la cadena”, concreta el presidente de Nitrofert.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *